Posteado por: alejandrors | 29 enero 2014

La doble moral en el aborto terapéutico

De pronto todo el TL habla sobre el aborto a raíz de lo que dijo Luis Guillermo Solís el último debate; así que me parece que una opinión adicional no estaría de más. Además, necesitaba una excusa para escribir en mi blog dos años después de dejarlo huérfano.

Uno podría pensar que hay dos tipos de aborto: terapéutico (i.e., cuando la vida de la mujer está amenazada por el parto) y como control de natalidad (i.e., la mujer por alguna razón personal no desea que nazca el niño). Lo primero que hay que decir acá es que el tema en discusión concierne únicamente al primer tipo, y en ese centro mi discusión.

Lo segundo, es que dependiendo de la perspectiva ética/religiosa personal, la vida “empieza” en diferentes momentos de la gestación. Lo tercero es admitir que nadie quiere matar a nadie, pues las posturas pro y anti aborto se derivan del punto 2; es decir, nadie quiere matar a alguien bajo su definición de “ser vivo”. Teniendo eso claro, me parece que sería decente dejar de satanizar a la persona que no piensa como uno, pues ambas posturas son igualmente válidas bajo diferentes sistemas éticos.

Con el aborto terapéutico, sin embargo, se debe considerar otros factores pues la vida de la mujer está amenazada de alguna forma por el eventual nacimiento. Cuando se piensa en la vida de la mujer amenazada, algunas personas piensan únicamente en la posibilidad que la mujer muera. Hay una dimensión adicional, que es el bienestar emocional y psicológico de la mujer. Seamos realistas: el bienestar de una mujer no sólo se mide en que sobreviva o no, sino en la calidad de vida que esa persona puede tener después del acto de violación y el eventual nacimiento. Y en algo todos estamos de acuerdo: la mujer es un ser vivo.

Ahora, mi punto principal es que hay situaciones de situaciones. Ciertamente, un embarazo producto de una violación puede (reitero, puede) ser una amenaza emocional terrible para una mujer. Desde situaciones horrorosas como la violación por parte de un padre, hermano o un familiar cercano (lo cual es una triste realidad en Costa Rica) hasta sexo sin consentimiento dentro de un matrimonio–sí, eso existe pues el matrimonio no le da derecho a nadie de exigir relaciones sexuales. Dentro de ese abanico, habrá muchas reacciones distintas: desde mujeres que podrán tolerar el embarazo por la razón que sea (e.g., aceptación, religión, amor) hasta mujeres para las cuales el más mínimo recuerdo del acto de violación les producirá miseria emocional y hasta secuelas psicológicas a largo plazo.

Cada caso es diferente pues, y es por esa misma razón que se deberían tomar diferentes decisiones en cada caso. Así como, por ejemplo, no se podría obligar a una mujer creyente y religiosa a abortar porque ese sería un trauma aún peor, no se puede obligar a otras mujeres que por motivos personales no quieran dar a luz o cargar el feto por nueve meses. En ambos casos, sería imponer una decisión moral sobre un ser humano que ya ha sido víctima de un hecho nefasto. Esto no sólo es arrogancia y prepotencia, pero peor menosprecia la condición de víctima.

Finalizo diciendo “si yo fuera mujer, y quedara embarazada, abortaría”. Pero ese es mi manera de pensar bajo dos hipotéticos, de la misma forma que estamos razonando muchos sobre el tema. Considero además que los llamados “pro-vida” deberían entender que la víctima es, en última instancia, quién debería decidir para no ser dos veces víctima. Aplaudo la posición de Luis Guillermo Solís de decir las cosas como las piensa a pesar que pueda molestar a un sector conservador bastante grande del electorado. Esto, en contraste con dos candidatos: uno que cada 5 minutos nos recuerda con aires populistas que su partido es fiel defensor de la doctrina social de la Iglesia–cambio que curiosamente le tomó 4 candidaturas de ser rechazado en las urnas—y otro que ha variado su discurso en demasía y suavizado controversiales posturas sociales en pocas semanas con tal de evitar ataques de la derecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: