Posteado por: alejandrors | 21 octubre 2010

Coloquio sobre la moral I

Sinapsis. Ideas. La memoria. Diría un conocido autor costarricense que la memoria es como las hojas de los árboles: caen, una a una, y pocas veces están todas juntas. Para él, la memoria es desordenada, poco fiable, discreta, y sobre todo, complejamente inmensa y cambiante.

Yo digo añado a la analogía que la cognición es como un fractal: infinitesimalmente divisible, compleja y la mayor parte del tiempo impredecible en cuanto a las figuras que forma. Así, las ideas muchas veces están desordenadas, inclusive cuando giran en torno a un tema. Hilvanarlas a veces, es fútil o poco provechoso, pues transcienden por sí solas.

He aquí el primero de una serie de auto-conversatorios concernientes a la construcción (humana) que llamamos moral. Idea tras otra, sueltas, pero unidas en un mismo eje temático. Desidia o simplemente un nuevo experimento de escritura, se prueba con la esperanza de que sea novel y catártico.

La moral de la fecundación in vitro

¿Qué dónde se da la concepción y qué diferencia a un ser humano de un saco de células? Mirá vos, que la pregunta esa es compleja, y se las trae. Creo que cada animalito sobre este planeta tiene que tener hard-coded, en alguna parte, que destruir a los de su misma especie puede ser una no muy buena idea. Tiene todo el sentido, ¿no? Claro, me refiero a los pequeñines. A los grandes, no importa, a esos los podés matar luego en cruentas guerras, dejarlos morir de hambre, que a nadie le importa un bledo (o al menos, no hacen las mismas rabietas).

belecebu

Ese amor por los que no han nacido es esencial para la supervivencia de la especie. Ahora bien, me decís vos que cuál es la diferencia entre un saco de células y un homo sapiens. Yo diría que la capacidad de sentir, recordar, y en fin, tener consciencia de sí mismo. ¿Vos te acordás cuando nadabas en líquido amniótico? No, verdad. ¿Existías entonces? Pues no sé, pero qué más da si no te acordás.

Ahora bien, no sé si será funcional andar defendiendo sacos de células que aún no tienen ni forma ni gusto. Vos decís que un embrión es un ser humano, porque, aunque no tenga forma, es un potencial ser humano. Y yo a vos te digo: si te querés quejar por eso, entonces sé consecuente y dejate de masturbar, ¡pero ya! Qué lástima, millones de potenciales seres humanos que se desperdician. A fin de cuentas, son un 50% cromosomas, 50% pluripotenciales.

Figura 1: Belcebú, presumiblemente celebrando el fallo de la CIDH.

Vos me decís que el "alma" acá, que el "alma” allá, pero, ¿vos qué sabés de almas? Hablame de datos, de cosas palpables. Muy romántico y todo, pero el alma es como que me hablés de "El Coco"; no lo veo, no me interesa, y en este planeta, nos regimos por lo verificable. Andate con esos cuentos aristotélicos a otro lado, que a la física no le interesa la sustancia.

Bueno, aún y si te hiciera caso, y te creyera que es un aborto. ¿Qué? Mirate cómo te contradecís. Te quejás de los abortos, pero no le reclamás a tu Dios por todos los abortos naturales que ocurren a diario, muchas veces por mujeres que ni se percatan. ¿Que tu dios sí puede reclamar una vida, pero no el hombre? Mirá cómo te contradecís de nuevo. Te lo explico así, usando tus propios argumentos:

X es un hombre. X se enferma y su familia reza por él. Hay varios escenarios posibles:

  • X muere. En ese caso, se hizo la voluntad de Dios. Ya le tocaba.
  • X sigue enfermo. Dios tiene algún propósito para que X quede padeciendo algún sufrimiento raro.
  • X sana. Bendito sea: Dios quiso que X sanara (en cuyo caso, sigue siendo un misterio por qué lo enfermó en primer lugar).

Corolario: Tenemos en común que para el creyente, siempre se hace la voluntad de Dios.

Si me lo negás, negás tu credo, y me darías miedo porque aceptás que hay otros poderes más grandes que tu dios, que ni siquiera él puede manejar (sería un debate interesante; otro día, y con otro café, hablamos). Ahora bien, como me vas a aceptar la proposición, ¿cómo conciliás esto?

Primero: ¿Cuál es el propósito de rezar ahora por “y” propósito, si a fin de cuentas, es la decisión de Dios y no la tuya? Dicho sea de paso, la decisión fue tomada desde que antes que vos nacieras. Podría verse como una beligerante sublevación, eso de andarle regateando cosas a Dios.

Segundo: Si todo lo que va a pasar alguien "lo conoce" a priori, entonces existimos en un universo determinista. Si existe el determinismo, no hay cabida para el libre albedrío, por lo que los médicos practicadores del aborto, están siguiendo comandos del ser supremo (los cuales no pueden evitar, cual trance hipnótico), de la misma forma que el útero de la mujer podría seguir comandos del ser supremo para producir un aborto. ¿Cuál sería la diferencia en todo caso? Ambos son órdenes irrevocables y draconianas.

¿Vas viendo? Tu lógica se contradice.

Asumamos por ahora que en efecto, la FIV es un aborto. El médico es un enviado de Satanás que viene a hacer mal en la tierra. Vos te preocupás por el niño que no nació, reclamás su derecho. ¿Pero dónde vivís vos? Me acabás de decir el fin último de cada ser humano es irse al cielo, la vida eterna. Velo así: el {embrión/ser humano/bolsa de células} bajo tu cosmogonía, irá directo al cielo por ser un tierno angelito caído en batalla. Si fuéramos un jurado celestial, los malos en este caso son los padres, el médico, la ciencia, y Satán (*)(**), ergo, a los que deberíamos condenar al fuego eterno. En pocas líneas, el juicio está así:

– El niño se fue para el cielo, en un vuelo directo y sin escalas. ¡Bien por él! Mejor dicho, ¡qué envidia que no se tuvo que preocupar por cosas terrenales!

– Padre, madre, médico y demás: van para el averno. El punto es que nadie está preocupado por ellos, ¿o sí? A fin de cuentas, sería problema de ellos. Vos no te andás preocupando por si los demás se van a ir al infierno o no (bueno, existen misioneros y predicadores, pero dejale esos asuntos a los profesionales), cada quién salva su alma. Estamos asumiendo, claro está, que el determinismo demostrado arriba no existe.

Me alegra que vayás viendo mi punto. Cada quién tiene derechos que no deben ser atropellados por contradictorias creencias, que aún dentro su mismo círculo lógico, son cuestionables. Sí, ¡exacto! Eventualmente, los mismos creyentes se van dando cuenta de las contradicciones. Al principio, la Iglesia se oponía al divorcio “porque lo que Dios unió, no lo separé el hombre” (1), y aún hoy en día, siguen oponiéndose. La diferencia es que, dada su conveniencia y comodidad, el divorcio existe de manera legal y civil: por más que se opusieron los curas defendiendo la familia perfecta y feliz (2), el Estado moderno no se doblegó. En otros tiempos más aciagos, se opusieron a la medicina porque atentaba contra la voluntad de Dios; si alguien estaba enfermo, era por pecador.

En resumen, la religión podría decirle a algunas personas creyentes cómo vivir; lo lamentable, mi amigo, es cuando la religión dominante quiere obligar al conjunto de la sociedad cómo, cuándo y qué vivir. Según la Proa (sí, vieras que a veces la leo) el casi 70% de los varones costarricenses ha sido infiel (3). ¿por qué no prohibimos la infelidad y a los infieles, si también, es pecado? El Estado debería velar por un cabal cumplimiento de la palabra.

Dulce ironía de simios de sabana africana. Te dejo, que debo ir a cenar. ¡en otra hablamos!

(*) Éste último es opcional. Normalmente tiene asuntos más interesantes que atender que la FIV.

(**) Satanás, Mefistófeles, Belcebú, Diablo, you-name-it. Si lo querés hacer más pintoresco, ponele cachos, tridente y lo montás sobre el Leviatán; si preferís lo moderno, ponele chivo y un sticker de Obama.

(1) Biblia, Mateo 19,4-6

(2) Yo me pregunto ¿Qué saben un poco de hombres solterones sobre crear una familia? Miedo; pero doble de miedo que la gente les dé importancia, en especial, a sus brillantes consejos sobre familia.

(3) Los datos están un poco sesgados, pues la muestra es pequeña. Aún así, el porcentaje es alto indudablemente, aunque desconozcamos una cifra exacta. En dos palabras: doble-moral de un pueblo cristiano. ¿Nuevo? Para nada; ha sido la constante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: