Posteado por: alejandrors | 3 diciembre 2009

Toys ’R’ Us

Apatía. Ya no tiene que ver con mi estado de ánimo consecuente a una mala elección de curso. Tampoco a un queridísimo amigo que sueña con dragones. Los que me conocen saben que he pasado vociferando acerca de los susodichos por no menos que cuatro meses. ¿Catártico? Sí, bastante. Es como una forma de aliviar la agonía mas sólo por unos instantes.

Sin embargo, esas palabras tienen que ver ahora con mi ánimo electoral. En los últimos meses, como era de esperar, ha estallado una vorágine massmediática al mejor estilo del mundo globalizado. Todos los espacios posibles por comprar (o mejor dicho, ‘vendibles’, que no es lo mismo) han sido abarrotados de pósters verdes, rojos, azules, amarillos y varias permutaciones de los mismos. Se ha vuelto banal a tal punto que no recuerdo nada tan carente de sentido desde las canciones de “Miguel Ángel será nuestro presidente”.

Ahora los candidatos son, al mejor estilo de la mercadotecnia, ‘action figures’. Muñequitos de plástico que representan a un héroe invencible, intachable y de méritos honrosos incalculables. Se venden como si fueran el próximo “Otto” Steel, Barbie “Chinchilla”, “El Ché” Solís, y por si fuera poco –tenía que haber un villano- Luigi “Corleone” . Todos con sus súper poderes y facultades sobrenaturales nunca antes vistas en esta tierra de nosotros pobres diablos.

¿Fiesta cívica y democrática? Lejos de serlo. Se convirtió en un juego de “quién vende más”. Tristemente ni siquiera es una guerra ideológica. En algún momento me senté a meditar sobre el popurrí ideológico de cada uno de los partidos. Ese sinsabor amargo me quedó por mucho tiempo, y por más Listerine, nada que se enjuaga. Por esta desistí de la intencionalidad prístina que tuve en algún momento, la que fuera, analizar los partidos y sus propuestas de una manera seria. Ahora es más sensato decidir “¿cuál juguete le compro a mi hijo?”

Barbie Chinchilla

Es toda una dama –o al menos eso le dijeron en el comando de Liberación. Ella, con sus encantos femeninos, porte de muñeca de anaquel, impecable, "firme y honesta.” Adelante. ¿A dónde?

Cuando pienso en la campaña de Laura Chinchilla, inevitablemente viene a mí la imagen del certamen Miss Universo. Sí. La parte en que les preguntan ciertas cosas bastante utópicas y ellas -bienaventuradas sean- hacen gala de sus enormes cerebros para dar cátedra en civismo, ecología, y ¿por qué no? hasta armamentismo. No estoy implicando que Laurita sea un ‘dead-minded zombie’ que dice lo que tiene en un cartel. Digo que esa es la imagen que proyecta en sus spots, los cuales aún no me han dicho cómo vamos a hacer para ir adelante.

Al mejor estilo de Anita Bryant, nos deleitó el pasado sábado en la “Marcha Por la Vida”. Este lindo desfile parecía más una marcha de Semana Santa. Curiosamente tenía más asistentes del clero que la Procesión del Domingo de Resurrección. Al lado de Monseñor, ella lindísima en contra del aborto y de los gays. ¿Por qué? ¿Será convicción ideológica o simplemente una forma desesperada de buscar votos? Me imagino que cualquier relación con las palabras de Monseñor (parafraseo: “hay que votar por candidatos que no se opongan a la Iglesia”) es mera coincidencia o fruto de mi actitud morbosa. ¡Mal de mí! Siempre con supuestos y prejuicios de la gente bien intencionada.

Lo irónico de todo esto es la naturaleza de la lucha: Laura pelea por convertirse en la primera mujer presidente (sí, “presidente”, no “presidenta”, de la misma forma que existe “dentista” y no “dentisto”). Toda una hazaña si vemos a Costa Rica como el país tercermundista y conservador que es. Pero la ironía está –para el que no la ha visto aún- que en este mismo país hace 65 años las mujeres no podían votar porque se consideraban desposeídas del ‘buen juicio’ de nosotros los hombres. ¿Razones? Muchas: bíblico-católico-historica-culturales. Se usan los mismos supuestos bíblicos que hoy en día se usan para discriminar a los gays y prohibir el aborto.

El Ché Solís

Este es todo un personaje. Debo admitir y confesar que admiro mucho una faceta de este individuo tan camaleónico, y es su inagotable perseverancia. Éste, por más que le dan por la “jupa” (recapitulemos: campaña 2002, 2006, TLC, y ahora todo augura que 2010) no se rinde ni abdica en lo más mínimo. ¡Bien por él! Todo un guerrillero.

Por otro lado su inquebrantable devoción hacia las encuestas. Esto más bien es hilarante. Se odian a muerte. Ottón y encuesta son palabras que no van juntas en una misma oración a menos que vengan acompañadas de “es mentira” o “es un invento de La Nación”.

De nuevo, como magno guerrillero que es, no confía en nadie. Ni siquiera en los mismos solados rasos que tiene a su mando. Por eso los pone a firmar un código de ética que al final todos terminan usando cuando el papel Scott Doble Hoja se acaba en la Asamblea. Es la paranoia personificada en un solo ente. Todo conspira en contra de él y el sacrosanto PAC: las encuestas, La Nación, Los Arias, el Yeti, Paquita la del Barrio y hasta los mismos paquistas. Tiene un complejo el pobre.

Habrá que ver como sigue en esta campaña ahora que es la tercera fuerza. Me imagino que eso implicará menos diputados paquistas en la Asamblea (Ahhh… lástima. Las mociones se van a reducir como en un 1000%). Sin embargo eso no es fácil de predecir en un país dónde hasta los candidatos a presidencia seguro quiebran el voto por el simple hecho de “no-me-da-la-gana-que-nadie-gobierne-en-paz”.

Otto Steel

¿Qué decir de este? El nuevo furor nacional. Ha logrado tanto con su imagen ególatra (la cual no me bajo ni con una cuarta de whisky) y sus anuncios tan “appealing”. Hay que reconocer que el trabajo con la publicidad le ha llegado al vulgo de una manera directa al encéfalo. Se proyecta como el Superman infalible, el cual no va a permitir que sigamos en “esta alcahuetería”. Ja. Todavía no sé a dónde piensa mandar los delincuentes que Costa Rica produce a granel. A menos que los exporte o los mande a sembrar piñas, no veo cómo podría atacar la delincuencia con otra arma que no sean palabras bonitas.

¿Armas? Huh. Se me olvidaba. El hombre es todo un Tarzán que cree que cada costarricense debería andar armado para defenderse. Irónico viniendo de un partido “liberal”. Ya me imagino cómo se dispararía la tasa de homicidios si eso se diera. En las calles los choferes de los buses de Lumaca agarrarían a escopetazos a los de Transplusa. Los Hyundai Excel 80 andarían con una carabina introducida por un agujero al frente del carro, mantando todo lo que se les ponga al frente.

Lo que más gracia me produce es que, según La Nación, un 30% de los que apoya a Otto votó por el NO al TLC. (Cri Cri Cri… concierto de grillos en Do Menor). ¿En qué diantres piensan estos muchachos? Si no les gustaban el TLC, ¿cómo les puede gustar Otto, que si por él fuera, vende hasta la Isla del Coco en un 20% off si compran la CCSS?

Aquí alguien no está pensando. ¿Electorado amansado? ¿Candidato manipulador? ¿Todos los anteriores? Las ideologías políticas por lo visto son un lujo del mundo desarrollado; un placer que no nos ha sido regalado aún.

Luigi Corleone

(No sé si inconscientemente lo dejé de último por pelmazo o porque va de último en las encuestas. En ambos casos no le quita lo perdedor.)

Ah. Don Luigui, todo un capo de la Cosa Nostra. Honestamente, me he llegado a preguntar qué esperanzas puede tener este iluso amigo. Pensaba que la esperanza –escasa que tenían- se había esfumado cuándo sentenciaron al Padrino a 5 años de prisión. Por lo visto tienen una fuente inagotable de persistencia. Digna de admirar, sin duda alguna.

No hay mucho que decir de don Luigi. Yo creo que si él tiene una pizca de amor propio e intelectualidad debe estar consciente que el PUSC está más extinto que el Tiranosaurio Rex. (Aunque creo más probable que mañana saliendo de la casa atropelle a un velociraptor que Fishman y su séquito queden de algo en el gobierno). La esperanza es lo único que se pierde, o algo así dicen por ahí.

Sus ataques desesperados a Otto Steel y Barbie Chinchilla muestran lo paupérrima de su situación. Creo que lo único que buscan es que doña Gloria, viuda de Corleone, logre una diputación y empiecen por ahí una cacería de brujas.

¿Los anuncios de don Luigi? Pena ajena. Hablando con Jules discutía como el hombre tiene más maquillaje que un payaso de circo. Tras de eso el porte no le ayuda. El que diseña los anuncios del PUSC está robándose el dinero, o bien, haciendo lo poco que pueda con tan bajo presupuesto.

(…)

No hay partidos políticos. (¿partido? ¿qué es eso?) Mucho menos ideologías claras y planes concretos. La culpa: es de todos. Tanto votadores como candidatos estamos entrando en una espiral y círculo vicioso dónde la política está dejando de tener un sentido para convertirse en un juego de marcas. Eventualmente repercutirá en nuestro sistema democrático.

Hay varias formas de perder la democracia. Ciertamente la que vivimos hoy en día es la más sutil de todas. No por un golpe de estado, invasión o nada por el estilo. Es por algo más letal: la pérdida de un sentido auténtico del proceso electoral. “Votar por el menos malo” en vez de “votar por el que más me gusta”. Preocupante y desconcertante, pues el futuro político de nuestro país está en jaque. No tenemos partidos, ideologías y mucho menos candidatos y votantes pensantes. Estamos condenados a un estancamiento democrático en los años venideros.

Anuncios

Responses

  1. Me encantan las acertadas descripciones de Barbie Chinchilla y Otto Steel…. Pero no mencionó a Rolando Araña y su intrincada red para “atrapar” todos aquellos que estuvieron con el NO. Ahora recuerdo, se los llevó Steel jaja.

  2. Tiene razon, de hecho la otra vez yo pensaba que las personas que deben d conocer las bases d cada dizque partido en este pais deben d ser poquisimas.
    La gente ahora le da un repunte a Otto Guevara por los anuncios del mae chingo sin saber todo lo que eso implica.
    Fuera d todo eso, sin implicaciones ideologicas y el retraso mental por el q se me conoce, babearia por poder votar por un tiranosaurio rex para presidente n_n

  3. ¿las armas de Otto Steel se venden por separado? Yo se lo voy a pedir al niño. En realidad lo que debería pedirle al niño son un par de partidos para poder votar. Partidos que tengan una ideología y no una figura de acción a la cabeza. Mientras Ringo es candidato firme (con todo y firmeza grado 4). Aunque el Tiranosaurio sería mi favorito para la papeleta de diputados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: